Con la graduación de casi 500 estudiantes de distintos institutos públicos de Guatemala, las fundaciones Tigo e Ismael Cala celebraron en ese país  la culminación del primer año del proyecto «El Vuelo de la Cometa».

Por Redacción Miami Diario

Es de hacer notar que los estudiantes se graduaron tras completar cinco meses de capacitación en temas de liderazgo positivo e inteligencia emocional.

Ismael Cala, presidente de la fundación del mismo nombre, indicó: «Estoy feliz, agradecido y emocionado. Los testimonios son realmente impresionantes. Hay institutos donde el rendimiento académico fue visiblemente más alto que en años anteriores. Además, puede apreciarse el cambio en la autoestima, en la transformación hacia un liderazgo mindful positivo. Se ha podido comprobar cómo estos niños extirparon de su cerebro la apatía y la desesperanza aprendida. Y han podido crear un lienzo en blanco, para que ellos mismos lo pinten de colores con sus sueños».

Un dato a considerar es que el proyecto «El Vuelo de la Cometa» se hará extensivo a otros centros escolares de Guatemala. El año próximo, la FIC explorará «al menos un segundo país, que sería Colombia, donde ya estamos teniendo alianzas poderosas», añadió Cala.

Como se recordará, «El Vuelo de la Cometa» surgió con el propósito de propiciar un ambiente escolar apto para el desarrollo de liderazgos positivos, estudiantes activos y comprometidos con su entorno. El programa se presentó en mayo de este año y en su primera etapa benefició a 500 estudiantes de cinco institutos de enseñanza pública de Guatemala.

El programa consiste en una serie de 12 sesiones de formación, que permiten a alumnos y docentes incrementar su autoconocimiento, destrezas y potencial de liderazgo e inteligencia emocional. Temas como mindfulness, psicología positiva, neurociencia y emprendimiento se trabajan a través de juegos y dinámicas.

La graduación contó además con la presencia de Melanie Reimers, directora de Fundación Tigo.

Una Navidad para trascender

La Fundación Ismael Cala desarrolló el viaje de servicio «Una Navidad para trascender», para colaborar con más de 400 niños de Guatemala que luchan por el progreso y el desarrollo en una comunidad indígena.

Las actividades incluyeron dos días de voluntariado en el Caserío Chivoc, celebración de una fiesta de Navidad con niños, visita a las casas de la comunidad y al Centro de Prevención de la Desnutrición Infantil y Promoción Humana, que lidera Passion Asociación Guatemala.

Sobre el particular, Cala opinó: «Terminamos este viaje de servicio con varios niños apadrinados. Así, el Centro de Prevención de la Desnutrición Infantil y Promoción Humana podrá tener más niños acogidos. Fue espectacular. Fuimos a dar, y recibimos —de los padres, de los niños y de los voluntarios—, mucho más de lo que dimos», opinó Ismael Cala.

Hay que recordar que Guatemala ocupa el sexto lugar mundial entre los países con desnutrición crónica. Uno de cada dos niños menores de cinco años está afectado por este terrible flagelo.
Con información de nota de prensa

 

 

Nota de prensa: https://miamidiario.com/proyecto-de-las-fundaciones-ismael-cala-y-tigo-cambia-la-vida-de-centenares-de-ninos-en-guatemala/